Carlos Egea Nadal

Que lugar tan especial…. Instalaciones sencillas pero cómodas (lo que se busca cuando no estás en casa). Buena comida. Y sobre todo personal amable y trabajador. “Chapeau” por esta casa que te hace sentir como si estuvieses en la tuya.
Volveré, seguro